Chavas.mx - Casi 30 % de las jóvenes latinoamericanas ha sido madre adolescente
Inicio | Noticias | Chavas | Casi 30 % de las jóvenes latinoamericanas ha sido madre adolescente

Casi 30 % de las jóvenes latinoamericanas ha sido madre adolescente

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Casi 30 % de las jóvenes latinoamericanas ha sido madre adolescente

La educación integral para la sexualidad y los servicios de salud sexual y reproductiva debe ser prioridad de las políticas públicas relativas a los jóvenes

Ellas.mx.- 13 de noviembre, 2014- Casi 30 % de las jóvenes en América Latina ha sido madre antes de cumplir los 20 años y la mayoría de ellas pertenecen a los niveles socioeconómicos más desfavorecidos, lo que fomenta la reproducción intergeneracional de la pobreza, compromete la autonomía de las mujeres para emprender sus proyectos de vida y evidencia la necesidad de que la educación sexual y los servicios de salud reproductiva sean una prioridad para las políticas públicas, según un nuevo informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El estudio “La reproducción en la adolescencia y sus desigualdades en América Latina”, publicado recientemente, señala que los porcentajes de maternidad adolescente, que reflejan el número de madres de 15 a 19 años con relación al número total de mujeres de esa edad, registraron un descenso en la región entre 2000 y 2010 después de haber anotado un incremento entre los censos de 1990 y 2000.

El grupo de jóvenes de 19 a 20 años que a esa edad ya eran madres en América Latina cayó desde valores del orden de 32 % en 2000 hasta alrededor de 28 % en 2010, lo que la sitúa en niveles similares a los existentes en 1990 (29 %).

Si se observan los datos de mujeres de 15 a 19 años, lo que incluye a jóvenes que aún no han transitado por toda la adolescencia, el porcentaje fue de 14,0 % en 2000 y disminuyó a 12,5 % en 2010. En la primera década de este siglo la reducción de la maternidad adolescente fue mucho menor que la de la fecundidad total y no logró contrarrestar el aumento de la década de 1990, por lo cual también en este indicador el nivel actual es casi igual al que había hace 20 años.

En el estudio se analizan las cifras disponibles por países bajo cinco supuestos de distribución de los casos de no respuesta en la pregunta por hijos nacidos vivos.

En el escenario en el que las no respuestas se imputan a cero hijos nacidos vivos, los países con mayores proporciones de maternidad en mujeres de 15 a 19 años son Nicaragua (19,9 %), República Dominicana (19,7 %) y Ecuador (17,0 %), mientras que los niveles más bajos se registran en Uruguay (9,5 %), Costa Rica (11,1 %) y Perú (11,5 %). Todos los países están muy por encima de los niveles registrados en Europa Occidental, donde la maternidad adolescente es del orden de 2 %.

Además, por vez primera se presentan indicadores sobre la maternidad entre las menores de 15 años. Aunque los niveles no superan 0,5 %, preocupa que su tendencia sea al aumento porque hay consenso en la vulnerabilidad extrema que tienen estas madres a tan corta edad.

Por otra parte, el número de hijos que tienen las mujeres a lo largo de su vida (la intensidad reproductiva) ha caído de forma transversal en los diferentes grupos sociales, pero la edad a la que se tiene el primer hijo (el calendario reproductivo) sigue siendo bastante temprana, especialmente entre los sectores de menor nivel socioeconómico, lo que contribuye a la reproducción intergeneracional de la pobreza.

El calendario temprano de la maternidad se refleja en que casi 17,5 % del total de niños nacidos en América Latina y el Caribe es hijo de jóvenes adolescentes, nivel superior incluso al que se registra en África Subsahariana (15 %) y por tanto también al del promedio mundial (11,2 %).

Otro análisis indica que en siete países observados más de la mitad de las adolescentes con bajo nivel de escolaridad son madres durante la adolescencia. Por otra parte, los porcentajes de maternidad entre las adolescentes indígenas son mayores que entre las  no indígenas.

El estudio concluye que las políticas públicas en esta área, tal como lo plantea el “Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo” y como lo ha subrayado en diversas ocasiones el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), deben incluir la educación sexual integral, la consejería para el ejercicio de sus derechos y la adopción de decisiones informadas y el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva que incluyan la provisión de métodos de anticoncepción.

La CEPAL también alerta de que, por falta de oportunidades, restricciones para elaborar proyectos personales y patrones culturales, muchas niñas ven en la maternidad una forma de superación de la pobreza, lo que hace necesario robustecer las políticas de educación e inserción al mundo laboral para ampliar sus posibilidades de desarrollo.


Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo

Califica este artículo

0