Chavas.mx - Estudio Nacional
Inicio | Noticias | Chavas | Estudio Nacional

Estudio Nacional

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Estudio Nacional

Incrementó el mal uso y abuso de medicamentos controlados en adolescentes

Hay un 33% más desde 2008, los estimulantes han contribuido a una epidemia sostenida de Rx.1

La actitud permisiva y comportamiento de los padres se ha ligado al mal uso y abuso de medicamentos controlados.

Casi un tercio de los padres creen que los estimulantes pueden mejorar el desempeño académico, aún para adolescentes que no tienen trastorno de déficit de atención con hiperactividad.

Nuevos resultados de encuesta, con proyección nacional, difundidos el día de hoy por las organizaciones The Partnership at Drugfree.org y MetLife Foundation confirmaron que uno de cada cuatro adolescentes ha abusado o hecho mal uso de algún medicamento controlado (Rx) por lo menos una vez en su vida – un incremento del 33 por ciento en los últimos cinco años. El Partnership Attitude Tracking Study (PATS) (Estudio de Seguimiento de Actitudes) también encontró datos inquietantes sobre el mal uso o abuso de estimulantes de uso controlado. Uno de cada ocho adolescentes (13 por ciento) reporta que ha tomado el estimulante Ritalin o Adderall, cuando no se le ha recetado, por lo menos una vez en su vida.

Lo que ha contribuido a esta tendencia sostenida en el abuso de medicamentos por adolescentes es la actitud permisiva y las creencias de los padres o cuidadores. De hecho, casi un tercio de los padres dicen que creen que los estimulantes controlados como el Ritalin o el Adderall, comúnmente recetados para el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH), pueden mejorar el desempeño académico de un adolescente aún si el adolescente no sufre de TDAH. Los padres no les comunican efectivamente a sus hijos los riesgos de un mal uso o abuso de medicamentos controlados, ni guardan en casa o desechan sus medicamentos sin usar adecuadamente.

Tendencias preocupantes en el Abuso de Medicamentos Controlados por Adolescentes de acuerdo a los Nuevos Datos del PATS (2008-2012)

Los nuevos datos del PATS confirman que el mal uso o abuso de medicamentos controlados se ha convertido en un comportamiento normalizado en adolescentes:

·   Uno de cada cuatro adolescentes (24 por ciento) reporta haber hecho mal uso o abusado de un medicamento controlado por lo menos una vez en su vida (incrementado del 18 por ciento en 2008 a un 24 por ciento en 2012), lo cual se traduce en cerca de 5 millones de adolescentes.  Esto es un incremento del 33 por ciento durante un periodo de cinco años.

·    De los jóvenes que dijeron que abusaron de medicamentos controlados, uno de cada 5 (20 por ciento) lo hizo antes de los 14 años.

·    Más de un cuarto de los adolescentes (27 por ciento) creen, erróneamente, que haciendo mal uso o abusando de medicamentos controlados es mas seguro que utilizar drogas callejeras.

·    Un tercio de los adolescentes (33 por ciento) dicen que creen que “está bien utilizar medicamentos controlados que no les fueron prescritos para tratamiento de una lesión, enfermedad o dolor físico.”

·   Casi uno de cada cuatro adolescentes (23 por ciento) dicen que a sus padres no les importa tanto si los encuentran utilizando medicamentos controlados sin una prescripción médica, comparado con que los encuentren utilizando drogas ilegales.

“Estos datos lo hacen muy claro: el problema es real, la amenaza es inmediata y la situación no parece que se vaya a mejorar,” dijo Steve Pasierb, Presidente y CEO de la organización Partnership at Drugfree.org. “Los padres le tienen miedo a drogas como cocaína o heroína y quieren proteger a sus hijos.  Pero la realidad es que cuando se hace mal uso o se abusa de medicamentos – especialmente de estimulantes y opioides – esto puede ser igual de peligroso y dañino que el uso de drogas ilegales callejeras.  El abuso de medicamentos es uno de los problemas mas significantes y prevenibles de salud en adolescentes que enfrentan las familias de hoy en día.  Lo peor es que los jóvenes que comienzan a utilizarlos a una edad temprana tienen mayor probabilidad de enfrentar problemas de consumo de sustancias comparado con aquellos que comienzan después de la adolescencia. Como padres y adultos responsables, necesitamos tomas acciones definitivas para enfrentar los riegos que presenta el abuso intencional de medicamentos para las vidas y la salud a largo plazo de nuestros adolescentes.”

Incremento significativo en el abuso de los estimulantes Ritalin y Adderall por adolescentes, el abuso de analgésicos controlados se aplana

Los estimulantes controlados son un área de preocupación clave, con el uso inapropiado y  abuso de Ritalin y Adderall, en particular, impulsando el incremento notable de abuso de medicamentos en adolescentes.  Los estimulantes son una clase de medicamentos que incrementan la actividad mental y se prescriben comúnmente para tratar condiciones de salud, incluyendo el TDAH y la obesidad. 

“Es necesario asegurar que niños y adolescentes reciban una valoración médica minuciosa antes de  recetarles medicamentos estimulantes, y que si el medicamento se le receta a un niño solo sea una de las piezas del plan de manejo del TDAH,” dijo Alain Joffe MD, MPH, Director del Centro de Salud y Bienestar Estudiantil en la Universidad de Johns Hopkins y Ex presidente del Comité de Abuso de Sustancias de la Academia Americana de Pediatría.  “No sabemos realmente que efectos pueden tener estos medicamentos para TDAH, a largo plazo, sobre los cerebros en desarrollo de adolescentes que no sufren de TDAH. Sabemos que pueden tener efectos secundarios importantes, por lo que su uso se encuentra controlado y solo se pueden obtener con receta médica.”

El abuso de medicamentos analgésicos controlados se ha mantenido en niveles inaceptablemente altos entre los adolescentes, sin embargo, los nuevos datos del PATS muestran que la tendencia puede estarse aplanando.  El abuso de analgésicos controlados, como Vicodin (Hidrocodona/paracetamol) y Oxycontin (Oxicodona), entre adolescentes se ha mantenido estable desde 2011, habiendo uno de cada seis adolescentes (16 por ciento) que reportan abuso o mal uso de un analgésico controlado por lo menos una vez en sus vidas y uno en 10 adolescentes (10 por ciento) que admiten haber abusado o hecho mal uso de un analgésico controlado en el último año.

La actitud laxa y permisiva que tienen los padres hacia el mal uso y abuso de medicamentos controlados, aunado al fácil acceso que tienen los adolescentes a estos medicamentos en casa, son factores clave ligados al mal uso y abuso de medicamentos por los adolescentes. La disponibilidad de medicamentos controlados (en el botiquín familiar, en casa de amigos o parientes) hace que sea mucho más fácil su abuso.  Los resultados de esta nueva encuesta  enfatizan es más probable que los adolescentes abusen de medicamentos controlados si piensan que sus padres “no les importa tanto si los encuentran tomando medicamentos controlados, sin prescripción médica, como si los encuentran utilizando drogas ilegales.”

“No se trata de condenar a los padres con estos nuevos datos, más bien se trata de una llamada urgente a que actúen e utilicen su inmenso poder para frenar este peligroso comportamiento. Se trata de las oportunidades que han perdido de proteger a sus hijos manteniendo con ellos conversaciones directas sobre los riesgos que representa para la salud el mal uso y el abuso de medicinas…y por tanto, hacerles ver que dentro de su propia casa deben tener cuidado con los medicamentos”, dijo Pasiert. “La apatía de los padres en esta cuestión está contribuyendo a aumentar el problema, sin embargo, los mismos datos muestran que año tras año los chicos que adquirieron conocimientos sobre los riesgos de usar medicamentos en casa, tienen 50% menos de posibilidades de usarlos que aquellos a quienes sus padres no han dado este regalo de vida.”

El estudio hecho por PATS en 2012 muestra que a los padres no parece preocuparles el abuso de medicamentos que requieren receta médica ya que ellos están acostumbrados a las drogas ilegales. Una gran mayoría de padres (80%) están al menos algo preocupados por el abuso de drogas ilegales comparado con el 70% que reportó estar preocupado sobre el abuso de medicamentos que requieren prescripción médica. Pero en realidad, los adolescentes tienen a abusar más durante su vida, de medicinas que requieren prescripción médica más que de otras muchas sustancias, con el 12% de los adolescentes que abusan del éxtasis, 9% del crack o de la cocaína y 15% de los inhalantes.

“Es necesario que los padres sean muy claros en los mensajes que envían a sus hijos sobre el mal uso y abuso de los medicamentos con prescripción”, comentó Dennis White, Presidente y CEO de la Fundación MetLife. “Es importante que los padres y los cuidadores pongan el buen ejemplo en sus propias familias, esto incluye el uso adecuado de sus propios medicamentos, el cuidar de éstos dentro de sus hogares y disponer adecuadamente de las medicinas que no se utilicen de tal forma que los adolescentes no tengan acceso a ellas.”

En respuesta al alto consumo y abuso continuo que hacen los adolecentes de los medicamentos que requieren prescripción que PATS reportó en 2012, la Partnership at  Drugfree.org está ayudando a educar a los padres, a los jefes de la comunidad y a otras personas sobre los riesgos que representa su comportamiento. La Partnership at  Drugfree.org encabeza el Proyecto sobre el abuso de medicamentos, una iniciativa que tomará varios años y que tiene la meta de evitar que en el año 2017, medio millón de adolescentes abusen de los medicamentos que requieren prescripción médica.

El Proyecto sobre el abuso de medicamentos proporciona recursos integrales a los padres, a los educadores, a quienes proporcionan cuidados de la salud, a quienes se encargan de la aplicación de la ley, entre otros, sobre la creciente problemática de abuso de medicamentos que requieren prescripción médica por parte de los adolescentes. Esto incluye aprendizaje sobre el problema, platicar con los jóvenes sobre los riesgos que representa el mal uso y el abuso de éstos medicamentos y la supervisión, cuidado y disposición adecuadas del exceso de medicamentos que requieren prescripción  en sus hogares.

Una forma en que los padres, los abuelos y los cuidadores pueden tomar acciones inmediatas en mediante la participación en el Día Nacional para devolver los medicamentos que requieren prescripción de la DEA, (DEA-facilitated National Prescription Drug Take-Back Day), que se llevará a cabo este sábado 27 de abril de 2013.

De las 10 a.m a las 2:00 p.m, en todo el país habrá lugares en los cuales se recolectarán las medicinas que se desechen. Las personas interesadas que deseen llevar sus medicamentos, pueden visitar el sitio web del Proyecto sobre el abuso de los medicamentos para encontrar el lugar más cercano y entregar los medicamentos que no usen, que no quieran o caducados. En los cinco anteriores eventos Devolver, se desecharon sin riesgo y se retiraron de la circulación más de 2 millones de libras de medicamentos.

Metodología de PATS

El  24° estudio  Partnership Attitude Tracking Study (PATS) realizado entre 3,884 adolescentes que cursan entre 9° y 12° grado, y 817 padres tiene un margen de error a nivel nacional de +/- 2% de la muestra de adolescentes y +/- 3% de la muestra de padres. Encabezado por GfKL Roper Public Affairs & Corporate Communication para la Partnership at  Drugfree.org y la Fundación MetLife, la encuesta PATS de 2012 entre adolescentes se aplicó en escuelas privadas, públicas y religiosas y la encuesta a padres se llevó a cabo mediante entrevistas en casa realizadas por deKadt Marketing and Research, Inc.  

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo

Califica este artículo

0